https://www.fapjunk.com https://pornohit.net
09/01/2022 – Maresía

09/01/2022

Marc J. Mellado

tomando una cerveza
sentado en el suelo del antiguo piso,
sin un solo mueble alrededor,
antes de devolver la llave.
por un momento he podido recordar,
gracias a esa desnudez,
por qué me decidí
entonces por este sitio.
es curioso
cómo a veces el final se parece
tanto al principio.

Marc J. Mellado


Este es el comentario con el que acompaño a este brillante poema en deseos de otras noches:

Llegamos a un poema clave (quizá el mejor del poemario) en el que se materializa esa idea de ciclo, de eterno retorno nietzschiano, que sobrevuela los demás. Marc nos enfrenta a una de las imágenes que más impactan de la vida, la de una casa vacía, sin muebles; y lo hace en el momento de dejarla, de devolver una llave que fue nuestra y que nos abrió durante un tiempo el camino a nuestro refugio.

Sentado en el suelo, sin silla, sin un sitio donde apoyar la cerveza…; quien haya vivido una escena semejante conocerá el desamparo y la soledad que se pueden llegar a sentir (a mí me pasa hasta con el cuadro de Los acuchilladores de parqué de Caillebotte, y eso que hay tres personas). Y, sin embargo, Marc, en una muestra de crecimiento personal, de maduración, no transmite pena, se muestra casi frío, y equipara con simple curiosidad el momento de la llegada con el de la partida. Desnuda totalmente de emociones el momento (quizá lo de «gracias a la desnudez» no se refiera a la casa, sino a él mismo): no importa que al llegar fuera todo ilusión por ver dónde irían los muebles y al irse pena por haberlos perdido; Marc consigue congelar la escena, fotografiar el momento, y, efectivamente, así visto el piso de entonces y el de ahora se parecen mucho.

Es una de las mejores capturas del momento que yo conozco en la poesía, una muestra de calma, equilibrio y serenidad que, enlazando con el poema anterior, seguramente se haya conseguido gracias a unos días de verdadera felicidad, gracias seguramente a que se ha encontrado para dejar la casa un motivo que iguala al que existió para habitarla. O quizá lo contrario, gracias a haber vencido a la tristeza.

Este poema parece ser la clave detrás del optimismo y la superación
que enmarcan el poemario, frente a los anteriores. Se ha dado un paso que vence al ciclo, aunque no sea posible salir de él. Se ha encontrado algo bueno incluso en el vacío.

Juan Romeu

Suscríbete a nuestro boletín

Te enviaremos novedades sobre Maresía y otras cuestiones de poesía.
Formulario de suscripción

Comentarios

Deja el primer comentario