https://www.fapjunk.com https://pornohit.net
Lo más tuiteado de las poetas del nuevo 27 – Maresía

Lo más tuiteado de las poetas del nuevo 27

El día de Reyes, la revista «Babelia» sorprendía a algunos con un reportaje sobre nueve poetas jóvenes mujeres a las que se compara con los integrantes de la generación del 27: María Gómez Lara, Raquel Lanseros, Julieta Valero, Lara Moreno, Ada Salas, Elena Medel, Ana Merino, Ángela Segovia y Berta García Faet. Para quien quiera conocer un poco lo que escriben, aquí recopilamos algunos de sus versos más tuiteados (o xuiteados):

María Gómez Lara

Nacida en Bogotá en 1989, es, entre otras cosas, ganadora del Premio Loewe a la Creación Joven en 2015. En sus poemas habla de forma bella sobre las razas, por ejemplo preguntándose «¿cuál es la raza que se mejora?» en este poema, y con respuestas como «la raza se mejora porque nací con la piel oscura / afortunadamente». También habla sobre la fuerza y la necesidad de las palabras («si tuviera palabras / en vez de cicatrices») para sanar el dolor —otro de los temas que trata con acierto—, para hacer que la fragilidad sea una ventaja («Somos fuertes porque somos frágiles»), para nombrar heridas y para ablandar el cemento de las ciudades que nos hacen daño («Para borrar tu ciudad»), de las ciudades que nos silencian («Emily Dickinson»):

vivo en un edificio alto
donde no llegan los pájaros
sólo un ruido de sirenas
que no canta

Solo la poesía nos mantiene a flote, es nuestra casa.


Raquel Lanseros

Nacida en Jerez de la Frontera en 1973, es de las poetas más conocidas en España (ahora presenta el programa de televisión Un país para leerlo). Para tener una idea de su poesía, se pueden leer dos de sus poemas más celebrados en redes, «Amor propio» —con el potentísimo verso final «La anciana que seré me quiere más que yo»— y «Aritmética» —en el que hace una clarividente radiografía de lo que somos cada uno a partir de una acertadísima suma—.


Julieta Valero

Nacida en Madrid en 1971, aparece en antologías como Sombras di-versas (Vaso Roto, 2017) —donde, entre otras cosas, tenemos subrayado el precioso adverbio «vialácticamente», que usa en «Tanta indigencia de palabras»—. Su poesía —de versos a veces muy largos— no es fácil, pero se puede empezar a abordar con poemas como «Domingo. Resaca. El libre albedrío» —con un primer verso sanador: «Asumirse como océano donde pueden acontecer grandes olas»— o «Anunciación» —con su conocido verso «el silencio como perfección del más doloroso de los gritos»—.


Lara Moreno

Nacida en Sevilla en 1978, tiene, por ejemplo, emocionantes poemas a su hija como este —en el que compara la herida imaginaria de un niño con la nostalgia y, peor, con el miedo al futuro, que produce esas «heridas vanguardistas / heridas horizonte» (algunos lo llaman postalgia)— o «Pensaba que me pondría enferma de tanto llorar», un poema escalofriante, de muy conveniente lectura, sobre el maltrato.


Ada Salas

Nacida en Cáceres en 1965, es una poeta consagrada de la que, por ejemplo, en Poesía española reciente (Cátedra, 2017) —una de las antologías en las que aparece— se dice que «con los mínimos medios logra una gran intensidad». En efecto, suele escribir poemas breves con versos cortos, lo que no impide efectos de larga duración, gracias a cosas como «no hay sueño bastante a tu vacío», «Hay libros que se escriben sobre la carne misma», «no limpia el llanto el rastro de estar vivos», «el dolor es la forma / más / acabada del caos» y poemas muy compartidos como los que empiezan «Ya no será la paz» o «No hay nadie».


Elena Medel

Nacida en Córdoba en 1985, Elena Medel es —como decimos en nuestro repaso a la poesía actual— directora de La Bella Varsovia y gran divulgadora poética (Todo lo que hay que saber de poesía). Además, escribe poemas muy celebrados, como «Cinco de enero» (tan visto estos días en redes), «Aquello en lo que te fijas cuando salimos por las noches», «Chatterton» —poema que da nombre al poemario (Visor, 2014) con el que ganó el Premio a la Creación Joven de Loewe— o los versos finales de esa misa obra:

yo he pensado en nosotras.
No sé si sabes a qué me refiero.
Te estoy hablando del fracaso.


Ana Merino

Nacida en Madrid en 1971, ganó el prestigioso Premio Adonáis en 1994. De sus poemas, de tono coloquial y casi prosaicos, se comparten con frecuencia algunos como «Pequeña confesión», que no empieza nada mal:

¿Si yo soy tu sueño
por qué me siento sola
cuando me sueñas?,

o «Desamor», con un comienzo no menos destacable:

Sobre el dolor de estar
y no ser querido
pongo el mantel y espero la cena.


Ángela Segovia

Nacida en Las Navas del Marqués en 1987, se puede decir que es experta en escribir versos definitivos, inapelables, como «¿Quién se puede fiar de los sentidos, pensé / teniendo la fantasía?» (o, en el mismo poema, «No existen las cosas contrarias, dijo él / sólo la contigüidad»), «no es que quiera que pienses que estoy loca / pero están esos demonios / están ahí ahí y por allí / y son peor que una ciencia / son lo mejor que tengo» (o, en el mismo poema, «una mujer mira su copa vacía / que es lo peor que te puede pasar en la vida») o «imitar tus gestos con mi cara / me consuela de la pérdida diaria». Hasta puede soltar maravillas de esas en entrevistas: «El amor es necesario para atravesar el infierno». También destaca este icónico poema suyo. 


Berta García Faet

Nacida en Valencia en 1988, es una de las favoritas en Maresía. Tiene ficha en nuestra página y su poema «SEGUNDA LEY DE NEWTON APLICADA SOBRE UN CORAZÓN» está incluido en nuestra antología de mejores poemas del siglo XXI. También se comparten con frecuencia y merecen mucho la pena «TRECE TESIS PARA LA MEJOR COMPRENSIÓN DE LOS PÁJAROS EN EDAD DE MERECER», especialmente la parte de «4. 2. 2. Coincidir es un milagro. / 4.2.3. El amor es coincidir», de La edad de merecer (La Bella Varsovia, 2015), o «Me gustaría meter a todos los chicos que he besado desde el año 1999 en una misma habitación», incluido en Corazonada (La Bella Varsovia, 2023).

Coincidimos con Juan Marqués (en su artículo en The Objective en respuesta a las reacciones del de «Babelia») en que Berta es una poeta importante que está «alegrando» la poesía en español.


En fin, nos agrade más o menos la castelletiana selección de «Babelia» (los nombres son más que esperables, aunque, naturalmente, faltan muchas grandes poetas actuales) y pese a que en Maresía no nos gustan las distinciones por sexo (nuestro único criterio es la calidad), hay que reconocer que en la actualidad hay magníficas poetas, algunas de las cuales (para nosotros de las mejores) han publicado en Maresía: Lidia Juárez, Paula Aparicio Cejudo, Beatriz Minaya, Pilar Roig Ferreruela, Valle Mozas y Natalia Peralta. Y muy pronto habrá más. Parece que, una vez que las mujeres están en las mismas condiciones, han podido sacar lo que llevan dentro, como bien explica Alfonsina Storni en su poema «Bien pudiera ser» (que hemos estado a punto de publicar hoy en la sección de #HoyUnPoema en lugar del de «La espina», pero hemos preferido reservarlo para este momento).

Suscríbete a nuestro boletín

Te enviaremos novedades sobre Maresía y otras cuestiones de poesía.
Formulario de suscripción

Comentarios

Deja el primer comentario